Música inspirada en orgasmos

LELO lanza el primer álbum musical creado a partir de orgasmos

Música inspirada en orgasmos


Con el nombre de Extended Pleasure, este álbum de temática sexual compuesto por cinco canciones ya está disponible para su descarga gratuita en Spotify


Hay canciones que nos producen un cosquilleo en la piel y hacen que afloren nuestras emociones. Es más, son muchos los que comparan las sensaciones que les transmite la música con las de tener un orgasmo. 


Bajo esta premisa,  Extended Pleasure se presenta como el primer álbum musical en el que cada  canción   se  ha   producido a partir de las ondas sonoras de grabaciones de orgasmos reales cedidas por diferentes personas.  


LELO , reconocida marca sueca de bienestar sexual y juguetes eróticos de lujo, lo ha diseñado para subrayar la importancia de la intimidad sexual y el amor propio para personas de todo tipo, sin importar la edad, la preferencia o identidad sexual. Parejas de edad avanzada, mujeres con menopausia, panxesuales, heterosexuales y bisexuales son algunas de las personas que han cedido sus sonidos más íntimos.


Para ello, ha contado con la colaboración de Matt Emery, compositor y productor musical que ha utilizado esas ondas sonoras como base de cada canción, haciendo que cada una se ajuste a un género musical diferente.

Extended Pleasure, música inspirada en orgasmos


Ya seas amante de la música clásica o del rock más duro, las cinco canciones integradas en este disco se adaptarán perfectamente a tus preferencias:
1. Jazz. El saxofón crea una atmósfera burbujeante que resalta los momentos de felicidad de una pareja cuando se detiene y se toma un respiro. Pero, a medida que aumenta la actividad, los graves se intensifican y podemos escuchar el sonido chispeante del piano
al alcanzar el clímax. 


2. Clásico moderno. Esta es la canción más sutil de todas, ya que el empleo de un xilófono se parece a la sensación de tener mariposas en el estómago justo antes de llegar al orgasmo.


3. Lofi Hip-Hop. La mezcla del hip-hop y el jazz emula esa sensación de velocidad cuando alcanzas el orgasmo, pero que inmediatamente se reduce de manera gradual al tiempo que disminuye la respiración. Los ritmos imprevisibles siempre aumentan la excitación.


4. Post Rock. Aunque la respiración profunda y los pequeños gemidos puedan representar el sonido que produce un sintetizador, la canción se desarrolla a medida que aumenta la intensidad, hasta que de repente culmina con fuertes golpes de batería y guitarra. 



5. Dance de los 70. Esta canción combina las respiraciones repetitivas de una persona con el ritmo constante de una batería mientras el resto de los instrumentos se mezclan para obtener el momento de crescendo e intensidad.

El placer debe ser celebrado por todo el mundo, independientemente de la edad, preferencia o identidad sexual de cada persona. Por ello, se invita a todas las personas a seguir explorando su sexualidad y su amor propio sin prejuicios. La música nos provoca emociones increíbles y con este álbum esperamos inspirar a la gente para que experimente el poder de la satisfacción”, concluyen desde LELO.

Comentarios