27/2/15

Carta abierta a Ana Pastor

Todos los que hablan en el programa de Ana Pastor en <<El Objetivo>> no tienen ni la más remota idea de cultura política



Carta abierta a Ana Pastor
Una carta abierta a Ana pastor y su programa El Objetivo




Carta abierta a Ana Pastor Heliodoro Rodríguez Medina
Por Heliodoro Rodríguez Medína

Los partidos, señores, señora presentadora, no tienen <<Democracia interna>> ni poca Democracia, ni mucha, ni unos más y otros menos, simplemente no la tienen ni dentro de los partidos ni en España.

Cuando ustedes hablan de la Disciplina de Partido hacen puro eufemismo, no existe tan sólo esa disciplina, no, lo que existe es Mandato Imperativo y este, obedeciendo a la Ley de Hierro de Las Oligarquías de Robert Mitchels ejecuta la oligarquía interna de los mismos.

Los partidos se burocratizan por una cuestión de lógica práctica, se delegan responsabilidades a favor del jefe de Partido, tienen que tomar decisiones de forma rápida y además, se persigue al disidente o al que piense lo contrario.

El jefe de partido, necesariamente, necesita y precisa más poder para ser más efectivo.

Así se organiza un partido, señores de <<El Objetivo>>, todos funcionan así y así se conforman.

La Democracia es un sistema de poder, no tienen que confundirlos con el reglamento interno de cada uno de ellos el cual es asumido por cada afiliado o simpatizante dándole total legitimidad legal.

Desde esta perspectiva y como Los Partidos Políticos son el resultado natural de la Libre Asociación nos importa muy poco cuáles sean sus funcionamientos <<democráticos>> en su régimen interno, lo que nos interesa es que lo sean en su vida pública, allá ellos las normas que acaten.

El Mandato Imperativo se produce desde la jerarquía de los partidos, a pesar de estar prohibido en la Constitución Española en su Art. 67.2 con lo cual, Antonio García-Trevijano Forte dice claramente que todas las leyes desde la Constitución de 1978 son Nulas de Pleno Derecho.

Franco prohibió, también, el Mandato Imperativo, de esta forma, como actualmente, es legalmente imposible que un diputado sea expulsado de su cargo por parte de los electores, los cuales no existen en España sino simples votantes.

Franco sancionó las Leyes Fundamentales del Reino, en 1947 se aprobó por votaciones con un resultado cercano al 90% de participación la Ley de Sucesión a título de Rey o Regente, el sucesor de la Jefatura de Estado, esa Ley sigue vigente hoy día, Franco puso al Rey, no el otro día, no, sino años después de terminada la Guerra Civil. Además, en la propaganda estatal en esas votaciones se hablaba de la abstención como un crimen moral, pero no tan sólo desde aquellos que querían votar el <<Sí>> sino desde aquellos que querían que se votase <<No>>.

Es imposible que los partidos políticos sean democráticos a nivel interno, no lo son tampoco externamente, porque en España no hay Democracia en tanto no existe Constitución, es decir, Separación de Poderes de Origen, Representación, es decir, votar y elegir a una persona y Mandato Imperativo Revocable además de que los partidos están financiados por el Estado.

Señores de <<El Objetivo>> si ustedes no tienen estas nociones básicas, lo que dicen no son más que incorrecciones y falsedades.

Soy miembro del Movimiento Ciudadano hacia la República Constitucional (MCRC) y MCRC-Islas Canarias.

El Eco de Canarias. Con la tecnología de Blogger.