15/9/15

Los tatuajes y las infecciones bacterianas

Muchas personas con tatuajes sufren infecciones bacterianas



Los peligros de llevar tatuajes
Existen tatuajes artístico, creativos... Pero, ¿nos hemos parado a pensar de sus peligros?


La revista médica The Lancet, través de varios expertos, está llamando   la atención de las autoridades, tatuadores y ciudadanía en general,  por el por el riesgo para la salud que pueden causar los tatuajes. Unos efectos secundarios que, aunque todavía no saben exactamente por que son provocados, pueden ser agravados pasando un largo plazo de tiempo.

Según exponen, "las personas se tatauan a ciegas, sin tener la más mínima idea de las sustancias que se inyectan ni por que causan rechazo y reacciones adversas de todo tipo en las personas tatuadas".

Las personas que tienen tatuajes, entre el 1 y el 5 por ciento, sufren infecciones bacterianas, aunque los problemas se multiplican: desde úlceras localizadas en el dibujo hasta graves casos que afectan a todo el organismo, pasando por reacciones alérgicas e inflamaciones. Un estudio alemán de 2010 reveló que el 67,5% de las personas tatuadas admitían alguna complicación en su caso y en el 6% de los sucesos este problema se había vuelto permanente. Sin embargo, solo los asuntos más severos acaban en la consulta del médico, por lo que se mantiene como un peligro soterrado.

Por ejemplo, se sabe que los tatuajes que usan tintas de colores reportan más problemas, especialmente el color rojo, que genera más reacciones alérgicas que los demás. Sin embargo, los especialistas desconocen los motivos. “La ausencia de pruebas alérgicas fiables para los colores de los tatuajes sigue siendo un problema acuciante. Más aún porque estas alergias causan no solo complicaciones graves, sino también la sensibilización ante colorantes textiles”, explican los autores del artículo, dirigido por Andreas Luch, del Instituto Federal de Alemania para la Evaluación de Riesgos. Puedes leer más información en un interesante artículo firmado por Javier Salas en elpais.com
El Eco de Canarias. Con la tecnología de Blogger.