20/4/15

El alumno mató al profesor con machete, no ballesta

Un alumno mata a un profesor con un machete y no ballesta, como se informó en un principio, en el instituto Joan Fuster de Barcelona


alumno mata a profesor con un machete instituto barcelona
Instituto donde el alumno de 13 año mató esta mañana a un profesor
en el instituto de Barcelona Joan Fuster


Un alumno de segundo de ESO ha irrumpido en su instituto de Barcelona armado con un machete, un cóctel molotov, que no ha llegado a utilizar, y con una ballesta. El menor de 13 años ha apuñalado mortalmente a un profesor y ha provocado heridas a otras cuatro personas, dos profesoras y dos alumnos, que estaban en el centro educativo, situado en el barrio barcelonés de La Sagrera. Posteriormente ha sido detenido y llevado a un hospital para su evaluación psicológica.

Los hechos han sucedido sobre las 09.15 horas de la mañana, cuando el alumno ha llegado con retraso a su clase, en el Instituto Joan Fuster de Barcelona armado con una ballesta tuneada, un machete de grandes dimensiones y una mochila, en cuyo interior escondía un cóctel molotov.

El adolescente, que llevaba su ballesta cargada, ha llamado a la puerta de su clase y ha disparado contra la profesora de castellano cuando ésta le ha abierto.

Según algunos testigos, el chico habría sacado entonces el cóctel molotov de su mochila y ha amenazado con hacerlo estallar, por lo que los alumnos de la clase se han asustado, han empezado a chillar y han tratado de huir.

Cuando los alumnos salían corriendo de clase, el agresor ha asestado una puñalada con su machete a una de las alumnas, hija de la profesora a la que había herido inicialmente con un golpe de ballesta, según las mismas fuentes.

El profesor fallecido por las heridas producidas por el machete clavado en el tórax por el alumno acudió al oír gritos


Al oír los gritos, un profesor sustituto de Sociales de una clase próxima se ha acercado al lugar y el joven le ha apuñalado en el pecho con el machete, por lo que ha quedado malherido tendido en el suelo y, poco después, ha fallecido.

El profesor fallecido era un docente sustituto de Lleida que apenas llevaba días  en el instituto, según informa la agencia EFE.

Después, el chico ha disparado indiscriminadamente la ballesta y ha blandido su machete aleatoriamente, provocando lesiones a otra profesora y otro alumno, si bien el estado de estos no corre peligro.

Tras cometer el crimen, el chico ha sido reducido por un profesor, cuando ya estaba muy alterado y sólo deliraba asegurando que oía voces que le decían que tenía que matar a gente.

Según fuentes cercanas al caso citadas por EFE, la ballesta que ha utilizado el joven disponía de regulador para disparar y estaba tuneada, aunque no era un artefacto elaborado en casa.

Por contra, los investigadores sospechan que las flechas que disparaba el menor sí que eran caseras, ya que podría tratarse de un artilugio montado con bolígrafos, según las mismas fuentes.

Los mossos d'esquadra han detenido posteriormente al alumno y han tomado fotografías, huellas y han recogido datos dentro del instituto. También han llamado a declarar a algunos de los alumnos que han presenciado el suceso, algunos de los cuales han tenido que ser atendidos por crisis de ansiedad.

La consellera de Enseñanza, Irene Rigau, y el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, han acudido al centro, situado cerca de la avenida Meridiana de Barcelona.

Había amenazado con matarlos a todos


Compañeros del menor han asegurado que el autor de los hechos había repetido en varias ocasiones la semana pasada que iba a matar a todos los profesores y luego se iba a suicidar.

Varios alumnos afirman que llevaba tiempo planeándolo y tenía una lista con nombres, pero se lo tomaron a broma.

Según fuentes cercanas al caso, el agresor llevaba una lista sobre potenciales objetivos en su mochila


Los Mossos d'Esquadra han trasladado a un centro hospitalario al estudiante de 13 años para practicarle un examen médico y evaluar su estado psiquiátrico y psicológico.

Según han informado a Efe fuentes policiales, el menor, que de acuerdo con la ley es inimputable porque no ha cumplido aún los 14 años, ha permanecido previamente retenido por los Mossos d'Esquadra en el propio centro educativo de Barcelona, donde ha estado acompañado de sus padres.

La situación psiquiátrica del adolescente será clave para determinar las consecuencias que el crimen pueda tener para él, y que en ningún caso podrán ser penales dado que, de acuerdo con la ley del menor, toda persona que no haya cumplido los 14 años no puede ser considerada responsable de sus actos.

Dada su situación de inimputable, la Fiscalía de Menores, que actúa en el caso de jóvenes de entre 14 y 18 años, deberá remitir el caso a la Dirección General de Protección a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA), para que intervenga sobre el estudiante adoptando las medidas de protección que considere oportunas.

Esas medidas podrían incluir su internamiento en un centro psiquiátrico, de demostrarse que su actuación criminal ha sido motivada por un trastorno mental, una decisión que podrían adoptar los propios padres del niño sin necesidad de que lo acuerde la administración.

Si, tras practicar las diligencias oportunas, el juez determinara que no hay otras personas responsables de los hechos aparte del menor, tendría que archivar el caso por autor inimputable, han añadido las mismas fuentes.
El Eco de Canarias. Con la tecnología de Blogger.