31/7/14

Arucas, ruta de tapas gratis

La ruta de tapas en Arucas, sin derecho a consumición


Arucas la ruta de las tapas
Arucas, de la ciudad de las flores a la ciudad de las tapas /
Fotos: José Luis Sandoval

Ir de tapas gratis por Arucas, ciudad que antiguamente se la conocía por la ciudad de las flores, situada al norte de la isla de Gran Canaria, está al alcance de cualquiera que la visite. Pero no se confundan los lectores: no me refiero a ir de tapeo, estilo "ruta del ron", de bar en bar (de los que en  decenas que se encuentran a simple pisada en la zona antigua del municipio), sino a la "ruta de las tapas" que se encuentran ubicadas en el suelo, de compañías telefónicas, las de abastecimiento de agua, las eléctricas... Tapas de todos los tamaños y de distintas formas (cuadradas, redondas, incluso triangulares), así como de distintas épocas.




Las tapas afean a Arucas
La Concejalía de Cultura del Ayuntamiento aruquense podría crear este tipo de ruta, como reclamo turístico. Quién sabe sino hay por ahí algún apasionado de estas tapas. Lo cierto es que no se iría decepcionado. Solamente bordeando la iglesia de San Juan Bautista, emblema de la ciudad, contamos casi 300, en apenas unos  200 metros de recorrido.

Este barbarismo, ya dejando  el tono jocoso, afea muy mucho la zona antigua de Arucas, ofreciendo una increíble dejadez; además de ser un peligro ya que algunas no están totalmente encajadas y su saliente ya ha provocado alguna que otra caída. Caídas que también ha sufrido las personas mayores con los innumerables  bolardos que rodean la zona.



Rendijas de alcantarillas como papeleras


Alcantarillas como papeleras arucasPero esto de la "sobredosis" de tapas incluso, dentro de su gravedad estética, puede quedar en simple anécdota si lo comparamos con las zonas de alcantarillado que se encuentran ubicadas en los alrededores. Llenas de basura estas rendijas de alcantarillas desprenden un desagradable olor que llega y mucho  a los vecinos y visitantes que entran o pasean por las cercanías del  templo de san Juan Bautista, de las que emergen ratas de considerable tamaño que salen  a refrescarse de tanto calor en las noches de verano, cual turistas se trataran . Y a rezar, aprovechando tener al lado el "santo lugar", para que no llueva con fuerza..

Arucas se merece mas, mucho más, de una Conjalía de Patrimonio que fomenta, y muy bien,  la teoría en sesudos libros a cerca de nuestro acervo histórico, pero no lleva a la práctica nada de lo que escribe, cuando es necesario una labor de inspección patrimonial cada vez que se acometen obras en el casco histórico.

El Eco de Canarias. Con la tecnología de Blogger.